miércoles, 20 de julio de 2011

Never Let Me Go

Never Let Me Go  (Reino Unido y USA. Año: 2010) Mark Romanek, adaptación de la novela homónima de Kazuo Ishiguro. Drama Romántico/Ciencia Ficción

Nunca me abandones es un film cuya trama es melancólica y confusa con un desarrollo indiferente, monótono y desapasionado.

Para mi ha resultado un juego previo frustrante. Tantas promesas y nada de nada. El tema da para explorar el drama desde la crítica social, la culpa y e remordimiento, la ética médica… preguntas morales y cuestiones sobre la definición de ser humano y cuáles son sus límites, el precio que la sociedad está dispuesta a pagar por su bienestar o cómo ver si se tiene un alma; pero no.


Pero aquí no, la crítica ética y moral y la utopía de salud social sólo son referentes para reforzar el drama de un amor amputado. Yo nunca he sido fan del romance.

Esta película es una postal. Una serie de imágenes bellas que no van a ninguna parte pero nos invita a buscar consuelo en su inspiración la novela, definida en la contraportada de Alfaguara como ‘utopía gótica’.

Lo mejor que puedo reseñar de esta película ni siquiera lo escribo yo y no es sobre la película: <se trata de “lo que no fue”, de lo que no pasó>. Palabras de @Andrea Carolina de su reseña en Goodreads.

Para algunos será una poesía, una inocente pasión silenciosa y eterna… aunque interrumpida.

Para mí es insulsa y un desperdicio en general. Advierto: Ciencia Ficción sin efectos especiales. Aquí el CiFi es sólo un postulado, un fondo.

¿Por qué ver ésta película? Cuenta con hermosa escenografía, fotografía y un trío actoral joven, destacado (y deshumanizado) que no deja de conmover de alguna forma.

Dato curioso: El mismo autor del libro, Kazuo Ishiguro,  escribió el guión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.