viernes, 20 de mayo de 2011

DEVIL

Yo sigo teniendo fe en Shyamalan. Creo en uno de sus valores más distintivos: la ingenuidad. Creo que es refrescante. Creo que nos obliga a bajar revoluciones. Creo que nos da la oportunidad de maravillarnos con las historias como si fuésemos niños. Pero ya no lo somos y como yonkis que somos queremos más de todo. Más tramas complejas, más dramas puñaleros, más terror paralizante, más realidad, más más más.

Y no damos a espacio a propuestas humildes, frescas, no pretenciosas.

En fin:

Devil. Es un cuento. Autoría de Shyamalan.

Un terror ligero, sin explotación del gore, donde es el misterio lo que protagoniza la acción.

Tiene un muy buen sentido de los tiempos y la tensión, es decir sí estresa. Misión cumplida.

El casting es magnífico.

La historia, muy sencilla, he dicho que es un cuento.

Lo único malo es que le falta magistralidad. Es decir, acabas de verla y te quedas con la sensación de haber visto una peli para TV. Cosa que respeto, han sido muy conservadores en la realización.

No hay profundización con los personajes y eso es muy televisión. Para mi el cuento es la tele como la novela al cine. Porque en el cine hay espacio para profundizar y Devil se queda en la superficie, flotando con estilo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.